Portada » Fábricas cerveceras » Cervezas Ibérica, nueva cervecera en Madrid

Cervezas Ibérica, nueva cervecera en Madrid

1
Compartido
PinterestGoogle+

El sábado 27 de Abril, se presento al medio día en el Centro de Investigación Gastronómica de Madrid, situado dentro del edificio Platea, Cervezas Ibérica. Una nueva cervecera nómada formada por tres amigos que llevan años juntándose para hacer en sus casas lo que más les gusta, cerveza.

Una cervecera que a buen seguro acompañará muchos de nuestros mejores momentos de la vida.

Cervezas Ibérica

Cervezas Ibérica son cervezas artesanas original de la Península Ibérica, su tradición y gastronomía. Arte natural, sin artificios.

Su origen se remonta tiempo atrás, cuando descubrieron la artesanía de la cerveza y comenzaron a elaborarla mano a mano, impulsados por la amistad y el amor al oficio. Con el paso del tiempo, la cerveza les llevó a la confluencia de Guadalajara, Cuenca y Madrid. En una finca de vegas a orillas del Tajo, tras años de elaboraciones con amigos y maestros, desarrollaron y perfeccionaron sus recetas semana tras semana rodeados de la naturaleza en un entorno rural.

En Cervezas Ibérica elaboramos una Cerveza Artesanal que hunde sus raíces en la gastronomía y la cultura de la Península Ibérica, tierra de convivencia, apertura e intercambio. Nacemos con el propósito de elaborar honestamente una cerveza original y auténtica, que transmita frescura, pasión, detalle y leyenda.

Pablo Miguel presentando cervezas Ibérica

El Centro de Investigación Gastronómica de Madrid es ideal para hacer ponencias y presentaciones como la que hemos tenido la oportunidad de asistir.

El evento estuvo muy bien organizado, con una botella de cada referencia por persona, y cada una de ellas con su propio vaso ideal para ese estilo, con sus 3 platos de maridaje por referencia. Nos contaron la historia de como crearon su marca y luego en que se inspiraron para hacer cada cerveza.

Abrieron la presentación explicándonos el porqué se llama Ibérica, y es que desde el principio de los días, la cerveza ha estado unida a la civilización, nos explicaron también cómo empezaron a hacer cerveza con 17 años, y que en el lanzamiento de Cervezas Ibérica llevan desde Septiembre del 2018. Fabrican dos referencias. Son cerveceros nómadas, y su Pale Ale elaborada en CCVK y su cuádruple en Leoncia.

Ahora vamos a hablar sobre su Pale Ale llamada Primitiva. Una Pale Ale de 5’5%abv y 27 ibus, visualmente es más bien tirado a ámbar que al amarillo que estamos acostumbrados a ver, con buena retención de espuma. En aroma destaca el aroma a flores, pan, y en boca sale mucho el cereal debido a la malta y la fruta debido al lúpulo.
Hicieron un maridaje con tres platos.

  • Patata frita con anchoa que le potenciaba el amargor de la cerveza
  • Pasta de aceitunas que potencia el aroma a flores
  • Perdiz en escabeche de cerveza Quadrivium (cocinada por la madre de Abel) que realzaba el dulzor de la cerveza
Ibérica Primitiva

Quadrivium es una cuádruple con bourbon y vainilla. 9%abv y 19 ibus. Quadrivium significa 4 vías en la antigua edad media. Y por eso han usado 4 maltas pero un solo lúpulo, ya que en este estilo el lúpulo pasa a un segundo plano. El bourbon en el que estaba macerada y la vainilla añadida y los chips de roble francés le dan a esta cerveza una gran complejidad. Visualmente tiene un color cobrizo con una espuma poco persistente, en aroma destaca el toque a cereal y la fruta madura, y en boca sale el dulzor de la Malta, la fruta madura, la fruta de hueso.
También la maridamos con 3 platos.

  • Arroz con leche que le potenciaba la vainilla
  • Queso azul que potenciaba el sabor del queso.
  • Trufa de chocolate que potenciaba el dulzor de la Malta.
Ibérica Quadrivium

Tuvimos la oportunidad de hacerles una entrevista más en profundidad y así contestaron a nuestras preguntas.

¿Quienes son Cervezas Ibérica?
Pablo Tamayo, Abel García y Pablo Montero. En lo que respecta a nuestros nombres, Cervezas Ibérica constituye un palíndromo perfecto. Aunque por ahora no buscamos deliberadamente otro integrante, no descartamos algún otro Pablo en el futuro.

Integrantes de cervezas Ibérica

¿A que os dedicabais antes de emprender con Cervezas Ibérica?
“Dedicar” es una palabra casi en plural. Aparte de las aficiones que no sorprenden a nadie: viajar, aprender, la música, las personas que nos rodean, disfrutar de nuevas experiencias, cocinar y comer… Encontramos en el deporte y en la actividad física una dimensión importante de nuestras vidas: desde el fútbol a la escalada. También escondemos placeres más inusuales: elaborar y aprender de la cerveza; experimentar la naturaleza, el campo y la huerta; el arte en todas sus formas; hacer desde jabón hasta vinagre… La simplicidad de una conversación es algo que nos hace sentir inmensamente plenos.
En el ámbito laboral, bebemos de fuentes diversas. Uno de nuestros compañeros procede del mundo de la física, con una marcada vocación hacia la música y la docencia. Otro, es filólogo hispánico y profesor de Lengua Castellana y Literatura, con inclinación también a la filosofía. El tercero, es graduado en Historia, profesor y tiene una larga experiencia dentro del mundo de la sumillería. Nuestras diferencias enriquecen nuestra obra, en la que reconocemos el valor y la necesidad del trabajo interdisciplinar.

¿Qué origina vuestra pasión por la cerveza?
Nuestra pasión fermenta de forma espontánea. Sea como sea, en ella está el origen de todo. Concebimos la cerveza como un ágora de la civilización: un espacio de intercambio, experiencia y goce de la gastronomía. Tendríamos que hacer una profunda introspección para descubrir cómo fue fraguándose, a fuego lento, pero lo cierto es que los valores que perseguimos con la artesanía de la cerveza nos apasionan y nos llenan.
¿Os une la cerveza u os conocíais antes?
Nos conocemos desde hace mucho tiempo. En nuestro caso, hacer cerveza es prácticamente una reunión de familia. Nos une la cerveza pero no nos separa su ausencia. Esta siempre ha sido y será una buena excusa.

¿Cuántos años llevabais elaborado juntos como Hombrewers?
Es importante concienciar sobre la larga sombra de lo que llamamos “elaborar” o “crear”. El público que llega a beber nuestra cerveza y que saca sus conclusiones, elabora con nosotros; el establecimiento que se esfuerza en conservarla de forma óptima, también elabora; el sumiller que la transporta hasta la mesa… Todos forman parte de la experiencia, intervienen en el producto y lo transforman de manera vital. Por la misma razón, llevamos elaborando cerveza desde que nos contagiamos de la gastronomía o desde que comenzamos a beberla y reflexionar sobre qué teníamos entre manos.
Con todo, han pasado diez años desde que uno de nosotros hizo estallar una botella haciendo hidromiel. Hace aproximadamente siete, otro elaboraba ya una hidromiel extraordinaria. Y hace más de cuatro años desde aquella jornada de quince horas en la que elaboramos juntos nuestra primera cerveza con cuatro amigos más. Contra todo lo que podíamos pronosticar aquel día, sabía a gloria.
¿Cómo surgió la idea de dar el salto a elaborar para comercializar?
Es una historia larga y misteriosa, llena de giros inesperados y aventuras. Al final, surgió como una manera de profesionalizar un placer, compartir con los demás lo mejor de nosotros y canalizar la creatividad para poner nuestra gotita en el mundo.
Nos lo susurró la cerveza y el momento.

¿En que tipo de locales os gustaría ver pinchada vuestra cerveza?
En todos los sitios en los que la gente pueda disfrutarla. Incluso en los lugares melancólicos.
A pesar de nuestro compromiso con la gastronomía y de las ganas de crear un producto óptimo, hacemos la cerveza que nos gustaría beber y, por supuesto, nosotros no somos más que nadie. Nuestra cerveza puede estar en todas partes en las que exista respeto y pasión por ella: desde el restaurante que busca maridarla con su carta hasta un bar convencional, pasando por tiendas diversas o servicios que ofrecen distintas experiencias.

Habladnos de Primitiva
Cervezas Ibérica cuenta la historia del origen de la historia. En nuestro cazador-recolector se simboliza el ocaso de los grupos nómadas paleolíticos y el nacimiento de las sociedades agrarias y de la civilización: y con ellas, el principio de lo que posteriormente hemos llamado “cerveza”. Por supuesto, la antropología y la historiografía describen una realidad llena de matices.
Primitiva es nuestra receta original, la que nos transporta al espacio de los cazadores nómadas, recreando los aromas y sabores de los frutos y su naturaleza: notas de frutos secos, matices cítricos (los cítricos constituyeron un aporte nutricional vital en la evolución), toques frutales… Esta atmósfera estalla en la nariz, en la boca y en el paladar y deja paso a sabores de pan y cereal que representan los principios de la agricultura.
Su color dorado-ambarino homenajea los mitos de la “edad dorada”, que se recogen Hesíodo, Platón… Y que se repiten de formas diversas en la cultura occidental (no solo): los Campos Elíseos, las Islas Afortunadas, el Edén, las tierras utópicas de Jauja o Cucaña… Hesíodo relata cinco “Edades del Hombre”, siendo la primera una Edad de Oro en la que dominaba la juventud eterna y el ser humano estaba rodeado de festines porque la tierra se cosechaba sin trabajo. Nos gustaba que visualmente, la cerveza desprendiese esa aura ancestral de esplendor mitológico. Además, es un mito que recuerda a cómo describe Heródoto la tierra de “Iberia”, lugar de abundancia y longevidad.
Por su elaboración, Primitiva desciende de las Pale Ale y se aproxima a las Golden y Blonde Ale. Es una cerveza intensa, fresca y balanceada inicialmente, con una inclinación al lúpulo gracias a los vivos aromas frutales y florales y al regusto final. En su elaboración, el grueso del lúpulo se vierte superada la primera fase de la cocción, a falta de 30 minutos. Más de 6kg (con un nivel de alfa-ácidos promedio para la cepa) cada 1000L.

¿Qué hay de Quadrivium?

Vainilla en rama macerada en bourbon, con roble francés durante la fermentación y la maduración. Regusto dulce, 9% vol., protagonismo de las maltas tostadas y los sabores caramelizados… Melosa y seductora en boca.
Quadrivium se acerca a una Quadrupel, dentro de las Dark Strong Ale, con una identidad propia. En cualquier caso, se inspira en la tradición de cervezas belgas elaboradas en abadías y monasterios trapenses que se consolidó a lo largo de la Edad Media.
Quadrivium (‘cuatro vías’) rinde culto con su nombre a la unión de artes liberales (aritmética, geometría, astronomía y música) que se impartía en las escuelas monásticas en la Edad Media, identificando la transmisión del saber clásico con la transmisión de la cultura de la cerveza mediante su elaboración en el tiempo. El roble añade su tradición mística a la cerveza. La palabra “druida” procedente de la lengua celta se traduce como ‘roble de la sabiduría’, pues para los celtas el roble era símbolo de fuerza, conocimiento y centro de sus ritos.

Por qué empezar con estos dos estilos
Primitiva es una conmemoración de la cerveza y la historia de la civilización a través de ella. Nuestra interpretación, llevada al producto, nos condujo a lo que hemos hecho. Entendemos que las Pale Ale y las Golden Ale son un exquisito puente entre la cultura que representa la cerveza artesanal en la actualidad y el desconocido que se acerca a ellas con ganas de una nueva experiencia.
La idea de Quadrivium se dibujó una noche de diario, muy al principio, con una cerveza en la mano. Respondía a lo que nosotros queríamos de la cerveza y a una voluntad de crear inconformista. Enseguida, creímos entender que era un acierto además de un sueño hecho realidad. Si solo hubiésemos podido hacer una cerveza para siempre, quizá fuese Quadrivium. A pesar de la dificultad de sacar una receta como la que tuvimos meses entre manos, la gente que secretamente lo fue sabiendo reforzó nuestra idea y nuestra convicción. Mandamos, al respecto de ello, un saludo a nuestro amigo David Varela de La Barra de Birra.

Cervezas Ibérica

¿Qué estilos serán los próximos?
Descubrir y experimentar es uno de nuestros valores esenciales. Trabajamos con muchas posibilidades. Primitiva y Quadrivium nacieron después de diez lotes de prueba en cada uno de los casos. Después de todas ellas, tanto en Primitiva como en Quadrivium practicamos novedades el mismo día de la elaboración.
Hay estilos que resuenan en nuestro público y a los que nosotros somos sensibles: IPA, Porter… Sin embargo, tenemos muchas ideas en juego para romper la baraja o, al menos, marcarla. Nos gusta esa frase que dice que el éxito es la capacidad de soportar incertidumbre. Sea como sea, irán sin prisa pero sin pausa, al ritmo de la cerveza. Ahora, además, tenemos el deber y la responsabilidad de duplicar nuestras reservas de Primitiva y Quadrivium.
Estilos, etiquetas y tradiciones son conceptos ineludibles que nos ayudan a atrapar y manipular la realidad, pero a veces corren el riesgo de reducir la complejidad de las cosas o de convertirse en cajones de sastre en los que todo cabe. No renunciamos a hablar de estilos, pero nos sentimos más cómodos hablando de cervezas. “Qué alegría más alta vivir en los pronombres” decía Pedro Salinas.

Cervezas Ibérica ya se puede adquirir, aunque por el momento solo contactando con ellos.

https://cervezasiberica.com/

https://instagram.com/cervezasiberica

Salud!

Entradas anteriores

Forbeer Planet, nuevo local craft en Madrid.

Siguiente entrada

Tegobi Bierhaus,

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.