Inicio»Estilos»Beer Floats, un postre diferente

Beer Floats, un postre diferente

2
Compartido
PinterestGoogle+

Cerveza con helado, una delicia contra el calor.

Los Beer floats son muy buena opción a medida que el calor va aprentando. Comienza la temporada de Barbacoas (para aquellos que el Covid-19 se lo permita) y para finalizar el festín que mejor que hacerlo con un Beer Float.

La cerveza, para muchos todavía en nuestro país, es una bebida rubia, ligera y helada, que se utiliza a modo de refresco. Imaginad si les decimos que podríamos añadir helado en su copa y algunos topping para decorar! Qué pensaría más de uno de esos que alguna vez hemos escuchado decir… “Esto no es cerveza”

Los beer floats es un cóctel norteamericano hecho a base de cerveza y helado de vainilla, pero no hay razón por la que no puedas sustituir una de las muchas cervezas artesanales fabulosas disponibles, algunas son tan dulces y deliciosas que prácticamente ya son un postre.

Elaborar un beer float es fácil. Prepara una copa de boca abierta o un vaso de parfait y agrega el helado primero. Tu beer float debe contener dos partes de helado por una parte de cerveza. Eso significa que el helado debe llenar dos tercios del vaso. Vierte la cerveza por encima suavemente, para que no se burbujee por los lados cuando golpee el helado. Agrega algún topping si lo deseas.

Pero primero os dejamos algunos consejos básicos para combinar cerveza / helado
1. “Comienza seleccionando una cerveza que tenga dulzor residual. Las cervezas que terminan demasiado crujientes, secas o amargas sin un toque dulce chocarán con cualquier helado que agregues para preparar el beer float”.

2) “El principio de maridaje más crucial en la selección de la cerveza y helado es el ‘equilibrio de intensidad’. Cuanto más intenso sea el perfil de sabor (y mayor ABV), más fuerte debe ser el sabor del helado. No intentes equilibrar la cerveza intensa con sabores más suaves para contrastar, lo cual es común. El enfoque será el mismo que el de un maridaje de cerveza y comida”.

3) “El siguiente consejo es simple: no uses helado o sorbete con trozos o pedazos. ¡Simplemente no lo hagas!”

4) “La variación de la textura y la temperatura es primordial para una gran experiencia en el beer float. Tiene que parecer como si hubiésemos añadido un cubito de hielo a la cerveza. Si no hay contraste el helado se derretirá y tendremos leche, fruta congelada, melosa y suave. Será como un White Russian o ruso blanco mal mezclado, sin transición perceptible entre frío y helado”.

Beer Float Mango Vanilla Bud Light

Ahora que ya sabes como hacer tu propio Beer Float, te dejamos cinco de nuestros Beer floats favoritos:

CHOCOLATE STOUT

Nómada Cocoa & Coffe Royal Porter vertido sobre un rico helado de chocolate te dará una doble delicia de chocolate con sabor cafetoso de fondo. Decorar con pistachos picados.

CREMOSO DE CEREZA

Lindemans Kriek tiene un sabor muy agradable, que suaviza su acidez con la adición de cereza. Viértela sobre el helado de vainilla para aportar dulzor y decora con una cereza escarchada.

DELICIA DE LIMÓN

La cerveza de trigo se ha servido durante mucho tiempo con una rodaja de limón; dé un paso más al verter la cerveza Trigo limpio de La Virgen sobre sorbete de limón. Decorar con una ramita de hierbabuena.

AFTER EIGHT

Un toque de menta después de la cena: Althaia Mascarat, Black IPA vertido sobre helado de menta con chips de chocolate al que decoraremos con virutas de chocolate.

FLOAT DE CAFÉ

Vanilla Black Velvet, es una imperial Stout que se podría verter sobre un rico helado de vainilla para obtener un café escocés al que podrias decorar con sirope de chocolate.

¿Has probado los Beer floats? Dejanos algún comentario de tu experiencia.

Entradas anteriores

Mujeres y cerveza, un maridaje olvidado

Siguiente entrada

MIS 5 CERVEZAS FAVORITAS PARA EL CONFINAMIENTO

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.