Inicio»Historia»Mujeres y cerveza, un maridaje olvidado

Mujeres y cerveza, un maridaje olvidado

0
Compartido
PinterestGoogle+

Traducción del artículo original publicado por Allison Schell en 2013

Si nos fijamos en el negocio cervecero hoy, la mayoría de las micro y macro cervecerías son propiedad o están dirigidas por hombres. ¿Sabías que en el siglo XVIII, una buena parte de los cerveceros en Estados Unidos eran mujeres? ¿Sabías también que la forma femenina de la palabra inglesa brewer es brewster? Un testimonio de cómo se ha masculinizado la cerveza es el hecho de que la palabra brewster ni siquiera se usa para describir a las cerveceras en la actualidad en inglés. En cambio, muchos ahora se conocen como “maestros cerveceros“.

Mujeres maestras cerveceras

La participación de las mujeres en la elaboración de cerveza se ha documentado hace cuatro mil años en Mesopotamia, y posiblemente antes. Los antiguos sumerios incluso tenían una diosa de la cerveza, Ninkasi. Históricamente, las mujeres estaban involucradas en la elaboración de la cerveza, ya que se veía como otra tarea doméstica. También había muchas tabernas propiedad de mujeres y, por lo tanto, es probable que también elaboraran su propia cerveza.

Avance rápido a la América colonial. El arte de elaborar cerveza fue traído de Europa y las mujeres retomaron su papel en aquella sociedad en las tabernas y cerveceras. Pero las taberneras no eran las únicas mujeres que elaboraban cerveza; las amas de casa también, y la elaboración de cerveza era una de las muchas tareas en su larga lista de tareas diarias. La cerveza se consumía más que el agua en aquel momento, por lo que se necesitaba tener suministro constante de la bebida. En 1734, Mary Lisle se convirtió en la primera cervecera no oficial de Estados Unidos cuando se hizo cargo de la cervecería de su padre en Filadelfia. Y si bien a Thomas Jefferson a menudo se le atribuye el honor de ser el “cervecero fundador de la casa”, este en realidad debería otorgarse a su difunta esposa, Martha, quien supervisó la mayoría de las elaboraciones de la cerveza. A fines del siglo XVIII, las mujeres como cerveceras e incluso la elaboración de la cerveza como un arte doméstico estaban en declive, dando paso al mundo dominado por los hombres de la industria cervecera.

Hoy, las mujeres se están infiltrando lentamente en la industria cervecera. Carol Stoudt de Stoudt’s Brewing Company (fundada en 1987) es considerada una de las primeras maestras cerveceras en los Estados Unidos. Otra maestra cervecera, Teri Fahrendorf, fundó la Pink Boots Society como una forma de empoderar a las mujeres profesionales de la cerveza. En 2008, solo tenían 22 miembros y hoy tienen más de mil. Las mujeres todavía no son mayoría en la industria cervecera en ninguno de los puestos. Según una encuesta de Gallup de julio de 2012, las mujeres representan solo una cuarta parte de los bebedores de cerveza en Estados Unidos. En la industria de la cerveza, las mujeres solo representan el 10% de los empleos y si nos fijamos en mujeres a cargo de cerveceras, el porcentaje se vuelve aún más marcado.

Pink Boots Society

La próxima vez que se sirva una buena cerveza fría, piense en todas las mujeres que pasaron innumerables horas preparando su propia cerveza para sus familias, vecinos o negocios, que nunca han sido reconocidas en la historia por todo su arduo trabajo. Con eso, los dejaré a todos con una cita de Shakespeare: “Prepara buena cerveza, y de ahí viene el proverbio: Bendición de tu corazón, preparas buena cerveza”.

Publicado originalmente en abril de 2013 por Allison Schell, personal del Museo Nacional de Historia de la Mujer

National Women’s History Museum
205 S. Whiting Street Suite 254
Alexandria, VA 22304 (USA)

703-461-1920
info@womenshistory.org

Entradas anteriores

28 Ibérica y Toccalmatto aterrizan en España

Siguiente entrada

Beer Floats, un postre diferente

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.